La Xunta envía al Consello Consultivo el nuevo decreto que regula el Servicio de Guardacostas, cuerpo al que se sumarán en breve los 20 nuevos agentes que superen el proceso selectivo en marcha

La Voz de Galicia se hacía eco ayer domingo del proceso selectivo de Guardacostas. En una noticia firmada por E. Abuín, el periódico destacaba que “Más de 300 personas se disputan las 20 plazas de agentes de Gardacostas”.

 

Este es el cuerpo de la noticia:

Subir una escala de 5 metros en 60 segundos -90 si se trata de una mujer-, correr un kilómetro en 6 o 6,5 minutos según el sexo del aspirante, nadar 50 metros también a contrarreloj... Todo, para conseguir una de las 20 plazas de agente del Servizo de Gardacostas de Galicia que han salido a concurso. Es la próxima prueba que tendrán que realizar los que finalmente superen el examen teórico que realizaron 336 personas hace unos días en Silleda. Casi 17 aspirantes por plaza convocada. Una ratio más esperanzadora que la que arrojaba la lista inicial de candidatos, pues eran 711 las personas que se inscribieron para realizar la primera prueba. Finalmente, se presentaron los citados 336, que optan a un puesto del subgrupo C1 de la Administración autonómica. De aprobar las pruebas físicas, aún tendrán que demostrar en un caso práctico su pericia reconociendo especies marinas y levantando actas de infracción, además de demostrar en un examen que conocen el idioma gallego -a no ser que, por una causa u otra se esté exento- y hacer un curso para obtener el certificado de suficiencia de marinero de puente de la Marina Mercante que impartirá la Consellería do Mar. Tras el proceso de selección, la plantilla actual, compuesta por 134 miembros de personal funcionario, se verá ampliada hasta los 144 agentes que se dedicarán a custodiar, proteger, vigilar y defender los recursos marinos de Galicia y controlar el aprovechamiento de estos recursos, así como vigilar y prevenir la contaminación marina, participando en las tareas de eliminación de la polución. 

Cambio de decreto

Precisamente, los nuevos miembros de la plantilla se regirán por un nuevo decreto de ordenación y funcionamiento, texto legal que sustituye al del 2005 y que ahora mismo está en manos del Consello Consultivo para su dictamen. El decreto desarrollará las funciones de la escala operativa del servicio, que fue creada con posterioridad. Además, establece el proceso a seguir para que el personal de la escala de agentes del servicio se pueda integrar en la escala operativa, lo que pondrá fin a la ordenación del mismo y facilitará la carrera profesional del personal implicado.

Según explican desde la Consellería do Mar, las nuevas disposiciones legales no cambiarán la forma de funcionar de los agentes, puesto que lo único que hace es precisar las funciones y qué tiene que hacer cada funcionario según la escala que ocupe, ya sea técnica, ejecutiva, operativa y de agentes. Así que lo que hará será coordinar las actuaciones que requieren personal del mismo servicio, pero de ámbitos diferentes, incluso para determinar la cooperación entre el personal de Gardacostas y de otros organismos, como las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado o el voluntariado.

Las tareas que desarrollarán las distintas escalas se enmarcan dentro de las funciones inspectora, preventiva y paliativa asignadas a Gardacostas.

Enlace a la noticia en la web de La Voz de Galicia

news-botón

*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *